CONSIGUE LA PAREJA IDEAL: Tu Peor Enemigo

LA RELACIÓN ENTRE LO QUE PIENSAS Y LO QUE HACES

El Juego de la Seducción puede aplicarse a mujeres tanto conocidas como desconocidas. Ambas posibilidades requieren inicialmente de la puesta en marcha de comportamientos que permitan generar atracción física y sexual, pues la atracción entre dos personas es la chispa que enciende el amor.

Pero, ¿podrás generar atracción si tus manos sudan y tu cara muestra nerviosismo? ¿Tu comunicación corporal será la adecuada si lo único que piensas es que ella te va a rechazar? Probablemente no. Por ello, lo primero será controlar a quien puede ser tu peor enemigo: tú mismo.

CONTROLANDO TUS PENSAMIENTOS

Aunque no te des cuenta, tus creencias influyen sobre tus respuestas emocionales y conductuales. Veámoslo con un ejemplo: Se escucha el ruido de una ventana ¿Cuál será tu respuesta si piensas que la causa es el viento? ¿Y si piensas que es un ladrón? Está claro que las respuestas serán opuestas ante el mismo ruido.

Revisa las creencias que tienes sobre tus posibilidades reales con las mujeres.
Revisa las creencias que tienes sobre tus posibilidades reales con las mujeres.

En el caso de la seducción, nuestras reacciones también dependen de nuestros pensamientos. Muchos hombres generan pensamientos automáticos negativos sobre las mujeres, sus posibilidades o su futuro sexual que no se ajustan a la realidad. Algunos pensamientos son:

  • Qué difícil es conseguir una pareja actualmente.
  • Quiero gustar a todas las chicas.
  • Nunca encontraré la mujer que deseo.
  • Seducir requiere una capacidad innata.

Estos pensamientos desembocan en respuestas emocionales y conductuales contraproducentes (evitación, nerviosismo). En ocasiones estas creencias surgen de fracasos aislados, generalizándose rápidamente a todas las circunstancias. No te dejes llevar por estos pensamientos disfuncionales.

Uno de los objetivos centrales a la hora de mejorar tus habilidades de seducción será perfeccionar tu JUEGO INTERNO1 (como si fueras un jugador de póker), lo que incluirá la superación de pensamientos, creencias y actitudes dañinas para tu partida de seducción.

JUEGO DE LA SEDUCCIÓN, SEDUQUERE Y TÚ

En algunos casos, estos pensamientos y reacciones (ansiedad, palpitaciones) son tan fuertes que se requiere la ayuda de un profesional para manejarlos y superarlos.

Por ello, además de proporcionarte toda la información que necesitas para conquistar y seducir, SEDUQUERE pone a tu disposición un Servicio de consulta on-line, dirigido por profesionales especializados en el marco de las relaciones de pareja, la modificación de conducta y el comportamiento amoroso.

Asimismo, si en algún momento tienes cuestiones sobre el Juego de la Seducción o desconoces cómo resolver una situación real, no dudes en preguntarnos.

LAS CREENCIAS DE ELLA SON PARTE DEL JUEGO

Al igual que tú posees unas creencias sobre el sexo opuesto, tu pareja potencial tiene otras que van a modular su conducta. Exploremos cómo influyen sus creencias en la percepción de las personas.

Imagina que te encuentras en la discoteca, te acercas a una chica y le preguntas su nombre. ¿Cómo reaccionará? ¿De qué dependerá su reacción? De inicio, ella buscará explicaciones sobre tu acercamiento, utilizando su sistema de creencias (Los hombres sólo quieren sexo) y recordando experiencias pasadas en situaciones similares (Otro pesado que quiere aprovecharse de mí). En función de estas explicaciones, ¿qué crees que hará?

Si además vas hacia ella pensado en que te va a rechazar, tu rostro posiblemente muestre inseguridad y desconfianza. En suma, un conjunto de señales indirectas que pronto ella reconocerá. De este modo, sus creencias y tu lenguaje corporal (junto con otros elementos informativos como tu aspecto y tu forma de hablar) han determinado la mala impresión que ella se ha formado de ti. Fin de la partida. ¡Obtuviste lo que temías! ¡Te ha rechazado!

LA PERCEPCIÓN

Lo asombroso es que del mismo modo que has provocado su rechazo también puedes generar atracción sexual. Es así de simple. Tú puedes generar en los demás cualquier impresión (como los actores de teatro). Ninguna chica desconocida te rechazará por tu pasado con las mujeres, ni simplemente por tus rasgos físicos. Como ya se mencionó en la sección Motivación y gustos sexuales, su respuesta está condicionada por algo tan subjetivo como la PERCEPCIÓN.

No seas tu peor enemigo e influye en su percepción. Controla tu conducta y la información que quieres transmitir para generar la impresión que deseas en cada momento. Si lo consigues, la partida al menos podrá continuar. Es el momento de empezar a jugar… Entra en la partida más radical y excitante de tu vida. Entra en el método paso a paso.

_________

1 Para más información sobre el Juego Interno, actitudes y formas adecuadas de pensamiento a la hora de seducir, ver la sección Tu juego interno es clave.