Nombre de usuario

Contraseña

¿Olvidó su contraseña?

Regístrese ahora

Pinche aquí si es una empresa

Asesoramiento & Formación 
en Relaciones de Pareja
Servicios

¿QUÉ ES UNA RELACIÓN DE PAREJA?

DEFINICIÓN DE UNA RELACIÓN DE PAREJA

 

La definición de una relación de pareja está marcada esencialmente por la inversión que ambos miembros hacen en un vínculo amoroso compartido, con el reconocimiento personal y social de que esas dos personas desean desarrollar un proyecto de forma conjunta.

 

La aparición de un proyecto conjunto facilita el nacimiento del amor con compromiso, y es en este momento cuando una relación de pareja alcanza cierta estabilidad. Pero, para durar en el tiempo, la pareja debe combinar organización, diversión, sexualidad y seguridad.

 

 

CÓMO CONSTRUIR EL VÍNCULO AMOROSO

 

Desde el momento en que ambos empiezan a pensar como unidad, el vínculo amoroso gana fuerza, asentándose sobre los acuerdos y pactos que la pareja realiza (no sólo de modo explícito) a la hora de organizar y estructurar su relación. Estos acuerdos sobre sus papeles y funciones sufrirán cambios generando períodos de progresión y regresión.

 

En muchas parejas se producen errores en estos acuerdos al principio de su relación, bien sea por falta de comunicación expresa, bien por nuevos acontecimientos que cambian las condiciones iniciales donde surgió la relación de pareja. Estos errores son todavía más graves en pareja ya consolidas pues las posiciones son mas rígidas y los cambios más profundos.

 

Pero, para que este vínculo amoroso dure en el tiempo y se consolide, la pareja en muchas ocasiones deberá limitar la satisfacción de su sexualidad (dentro de la propia pareja) y reforzar la seguridad con manifestaciones afectivas y materiales.

 

 

EL CONFLICTO EN LA PAREJA

 

Un elemento central en la progresión y retroceso de una relación de pareja alude a las crisis. Las crisis de pareja y su superación deben entenderse como un proceso enriquecedor tanto para la pareja misma como para la personalidad de cada uno de sus miembros, aunque las crisis se pueden sentir de manera particularmente intensa.

 

Las crisis suelen desencadernarse por la propia evolución de la relación de pareja en el tiempo, a la hora de afrontar situaciones novedosas, cambios internos en cada uno de sus miembros (como pasar de amantes a cónyuges,  de marido y mujer a padre y madre, abuelo y abuela...) o desafíos externos (intromisión de las familias, etc.). Cada uno de estos pasos requerirá ajustes en la relación y el uso en muchos casos de nuevos recursos propios e interpersonales (como habilidades de resolución de problemas, comunicación, gestión de conflictos).

 

La superación de una crisis, es decir, la integración de las conscuencias derivadas de una crisis y la reorganización posterior por cada miembro conlleva la maduración de la relación y de cada uno de ellos. Después de cada momento crítico, una nueva fase calma y bienestar devuelve cada elemento a su lugar y todo empieza de nuevo.

 

 

¿EXISTE LA RELACIÓN DE PAREJA PERFECTA?

 

Muchas parejas se preguntan por qué la relación de pareja que han construido no coincide con su pareja ideal. Pero, ¿qué entendemos por una relación de pareja ideal?

 

Por supuesto, algunas condiciones deben estar presentes. La primera es que ambos actualmente deben tener el deseo de construir juntos una relación de pareja feliz. Sin embargo, si en la pareja existe un miembro que es abusivo (físicamente o verbalmente), que tiene problemas adictivos, emocional o sexual los cuales se niega a reconocer, o avergüenza en público de alguna manera a su pareja, entonces hay muy pocas posibilidades de construir una relación significativa, por no hablar del perfecta.

 

Por otra parte, si encontramos una relación donde ambos ya comparten un respeto mutuo, con un importante grado de confianza e intimidad, con cierto orgullo compartido a nivel intelectual, física y socialmente, entonces su relación actual puede reclamar las cualidades de una relación de calidad, y es probable que los dos puedan trabajar juntos para formar una relación satisfactoria y feliz. Es en este sentido donde se puede entender la pareja perfecta.
 

Será en este segundo tipo de pareja donde la excitación sexual, la intimidad, el sentimiento de unidad, la felicidad, la salud y el amor que disfrutan podrán generar las condiciones para crear una pareja perfecta.  

 

 

Realizado por el equipo de Seduquere - 10/06/2010

comments powered by Disqus
Inicio | Tu Psicólogo/a responde | Aprende a ... | Servicios | Comunidad SEDUQUERE | Enlaces de interés | Guía de recursos sociales | Guía de ocio y entretenimiento | Buzón de sugerencias | Contacto | Mapa web | Información legal
2014 © Seduquere.com